La policía informó ayer que pudo evitar una gresca generalizada en la cual podrían haber participado cientos de jóvenes y principalmente adolescentes en las inmediación de un centro comercial.

No obstante hubo peleas esporádicas las cuales quedaron registradas en las redes sociales con videos filmados por los propios participantes. El Ministro del Interior, Nicolás Martinelli, dijo «ya nos contactamos con la fiscal de corte para ponernos a disposición y con quién coincidimos que se deben tomar medidas ejemplarizantes para que estos hechos no se repitan».

Agregó «no vamos a permitir este tipo de acciones violentas que atentan contra la seguridad de las personas» y llamó a la responsabilidad de los padres.

El jerarca informó en un comunicado que «la Policía tenía conocimiento, por trabajo en redes, de la movida convocada por adolescentes para pelear en el monumento a Batlle y Ordóñez. Asistieron cientos de jóvenes cortando la circulación, por lo que se ordenó la dispersión con un camión hidrante y la participación de varias unidades. En primera instancia se detuvo a siete adolescentes. En la medida de que se fue dispersando la manifestación, se detuvo a otros nueve y a un mayor». También se incautó un arma de fuego.

Todo surgió la semana pasada cuando dos grupos de adolescentes se enfrentaron en las afueras del Nuevo Centro Shopping. Esto llevó a que se realizara una convocatoria por las redes para un enfrentamiento mayor, el cual se debía producir en el día de ayer en las afueras de dicho centro comercial.

Sobre las primeras horas de la tarde ya eran cientos los jóvenes que habían llegado al lugar. También lo empezaron a hacer funcionarios policiales y personal de la Guardia Republica con un camión hidrante. Surgieron no sólo enfrentamientos con la policía sino también entre los propios adolescentes.

Los detenidos fueron 16 menores y un mayor. «Se continúa trabajando para dar con la responsabilidad de la convocatoria y se analiza la responsabilidad de los padres de los adolescentes detenidos» señaló el Ministerio del Interior, y en el caso de los adolescentes pasaron ante la fiscal de menores, Mirna Busich.