El ministro de Transporte José Luis Falero anunció este lunes que seguramente se descarte el proyecto de construir una autopista en Canelones, para acelerar los viajes hacia el este, y se opte en su lugar por una vía rápida. La decisión prácticamente está tomada, y Falero explicó por qué.

“Posiblemente terminaremos con una vía rápida. Porque los trazados que me han planteado (para la autopista), fueron 10 distintos, uno a uno se estuvieron estudiando y en todos ellos había una afectación, o ambiental o social. Dijimos que no vamos a hacer una obra que da una solución (de tránsito) que pueda generar una afectación en lo ambiental o social”, aseguró el ministro en el programa Arriba Gente de Canal 10.

“Nos plantean casos específicos donde el trazado afecta alguna zona de cuidado ambiental o una zona de desarrollo urbanístico. Si una Intendencia planificó el territorio, por buscar una solución no voy a estar afectando un desarrollo urbanístico”, agregó Falero, quien personalmente se inclina por la construcción de una vía rápida sobre rutas ya existentes.

“Estamos buscado alternativas sobre vías que ya tenemos construidas, donde hemos encontrado un ancho de faja que nos permita intervenir, estoy hablando de ruta 101 y la 8”, detalló.

El ministro recordó que la autopista iba a tener un ingreso de vehículos y una salida, en el final del trazado, sin interrupciones en el medio.

“Una vía rápida tendrá interferencias, vamos a tratar de que sean las menos posibles”, dijo Falero. La idea es hacer “carriles específicos para esa vía rápida” en la ruta 8, por ejemplo, “con vías secundarias para tránsito normal”.

En el caso de la ruta 101 se planifican “mejoras”, dijo Falero, seguramente con vías rápidas e “intercambiadores a desnivel” para evitar las 11 rotondas en esa carretera, detalló.