La primera prueba realizada a la droga incautada en San José, a partir de un operativo llevado adelante por el Ministerio del Interior, tiene características o comportamientos similares a los del ciclopentilo fentanilo, informó este lunes en conferencia de prensa el director de la Policía Nacional, José Azambuya.

El jerarca señaló a que hubo dos operaciones en las últimas horas (Alibante y Cleón), una en el departamento de San José y la otra en Río Negro, que permitieron incautar cocaína, pasta base, marihuana, vehículos y armas.

Por su parte, el director de Investigaciones de la Policía, Juan Rodríguez, expresó que la Operación Cleón (San José) implicó la incautación “de 31 ladrillos de estupefacientes” que resultaron ser 33.048 gramos de cocaína.

Además, según un comunicado del Ministerio del Interior, se encontraron “tres envoltorios pequeños tipo ‘muestras’ logueados que contenían ciclopentilo fentanilo”, el potente fármaco opiáceo sintético que ha generado una crisis sanitaria en Estados Unidos por su consumo y venta ilegal. La Policía envió muestras para que sean analizadas por el Instituto Técnico Forense, tras detectar esta sustancia a partir del análisis realizado con Trunarc.

La primera vez que apareció fentanilo en Uruguay fue en 2017, informó Azambuya, quien aclaró que habrá que esperar los resultados para comprobar que se trata de fentanilo efectivamente.

El ciclopentilo fentanilo es un potente analgésico opioide de la misma familia que el fentanilo. Al igual que esta droga, se utiliza para tratar el dolor intenso, pero debido a su potencia, también conlleva riesgos de adicción y efectos secundarios graves si no se utiliza de manera adecuada.

Por su parte, el fentanilo es un opioide de efecto rápido que se utiliza para tratar el dolor severo, normalmente en casos de cirugía o para personas que experimentan dolor crónico intenso.

No obstante, también tiene un alto potencial de adicción y abuso, por lo que su uso está estrictamente regulado y controlado. Sin embargo, en los últimos años se ha intensificado el uso abusivo de esta sustancia, que es 50 veces más potente que la heroína y 100 veces que la morfina, al punto de convertido en una de las principales causas de muertes en el país norteamericano para jóvenes de entre 25 y 34 años.

Según informó The New York Times, desde 2015 el fentanilo y otras drogas estrechamente relacionadas con él han desplazado gradualmente a la heroína y otros opioides en los mercados de drogas ilícitas estadounidenses, lo que ha provocado un aumento de la adicción y de las muertes por sobredosis.

Se la conoce como la “droga zombi” por los efectos que genera en las personas que se vuelven adictas a esa droga.

El fentanilo fue sintetizado por primera vez en 1960 y utilizado originalmente como droga intravenosa, pero a partir de la década de 1970 y 1980 comenzó a ser usado también con fines recreativos.

Tras la Operación Cleón, el Ministerio del Interior informó que se realizó una audiencia de formalización a tres ciudadanos argentinos de 41, 47 y 53 años, quienes fueron “como autores penalmente responsables de un delito continuado de importación y transporte de sustancias estupefacientes agravado en reiteración real con un delito de asociación para delinquir y un delito de desacato agravado, a cumplir penas de cuatro, cinco, y cinco años y ocho meses de penitenciaría”.