El Jefe del Estado Mayor de la Policía Richard Cabral anunció este miércoles en rueda de prensa que aumentarán el patrullaje y la presencia de efectivos en el Centro y la Ciudad Vieja de Montevideo en el horario que cierran los boliches y bares de la zona, esto es, “entre las 4 y las 7 de la mañana”, detalló.

Desde la Dirección de Convivencia y Seguridad Ciudadana informaron que se encuentran “abocados al abordaje de la problemática suscitada en torno a los locales bailables en Ciudad Vieja” luego de los incidentes que ocurrieron en los últimos días y por eso convocaron a una reunión de trabajo. En las primeras horas de la mañana del domingo, en esa zona, hubo incidentes, peleas y robos, y la Policía intervino disparando munición menos que letal.

Además de representantes del Ministerio del Interior, en el encuentro participaron Silvana Pissano, alcaldesa del Municipio B, representantes de la Intendencia de Montevideo (IM), del Instituto Nacional del Niño y Adolescente del Uruguay (INAU), el jefe operacional de la zona 1 y el comisario de la Seccional 1ª, que comprende a Ciudad Vieja.

“Vamos a hacer una intervención para frenar esta situación”, dijo Cabral, en referencia a los episodios de violencia y enfrentamientos entre jóvenes, como los ocurridos días atrás y que circularon en redes sociales al ser filmados por vecinos o protagonistas de estos incidentes.

El jerarca policial habló de un operativo de “saturación” para intentar evitar estos hechos de violencia. Por su parte el comisario mayor Franco Zenone habló en representación de la Dirección de Convivencia y Seguridad Ciudadana y contó que convocaron a esta reunión de trabajo “con los principales actores involucrados en el contralor de las actividades que se desarrollan sobre todo en la noche, en los espacios públicos y en los boliches de Ciudad Vieja, habida cuenta de los sucesos de público conocimiento que ocurrieron el fin de semana pasado”.

En el encuentro, se analizaron las causas de los desórdenes a la salida de los locales bailables. También se decidió un refuerzo del patrullaje entre las 4 y las 6 de la madrugada. «Desde mediados de noviembre, se viene incrementando la presencia policial en la zona», dijo Zenone. Con respecto a la Ciudad Vieja, la Policía realiza un monitoreo mediante videovigilancia en la zona de locales bailables, durante los fines de semana, en coordinación con el servicio 911. «Ello permite que el accionar policial sea más inmediato», explicó Zenone. En forma paralela, La Policía definió más custodias para brindar seguridad a los inspectores de la Intendencia de Montevideo y del INAU, quienes realizan tareas en los locales nocturnos.

Fuente: carasycaretas.com.uy