Liverpool venció por 2-1 a Nacional en Belvedere por los octavos de la Copa AUF Uruguay, dejando a los tricolores por el camino y siendo el rival de Peñarol en los cuartos de final de la competencia.

El partido comenzó con los dos tratando de afianzar líneas en cancha para avanzar en forma colectiva y no dejar brechas que su rival pueda aprovechar.

La primera fue para el local que llegó con un desborde por derecha y centro que conectó Thiago Vecino y se fue apenas ancho. La respuesta fue con una pelota que mandó Lozano, Carneiro ganó anticipando y su remate dio en el cuerpo de Lentinelly.

Luciano Rodríguez, encarando en el uno contra uno a Báez, lograba buenos réditos en un inicio de mucho ida y vuelta, además de poco peaje en zona de volantes.

Sobre el cuarto de hora Emiliano Alfaro tuvo que mover el equipo tras la lesión de Martín Barrios, ingresando en su lugar Lucas Wasilewsky.

A los 16′ apareció la apertura negriazul tras una serie de desaciertos del fondo rival. En una pelota sencilla, Lozano se la quiso dar a Mejía de pecho pero el envío quedó cortó, Vecino la peleó y definió por arriba del meta, pero cuando Franco Romero la fue a sacar de cabeza, la terminó mandando dentre de su propia valla.

Un golpe impensado que los tricolores trataron de revertir principalmente con jugadas de pelota quieta a cargar con un Carneiro insistente, pero con Bentancourt apagado y controlado. +

Lo mejor de su equipo aparecía cuando Pereyra gestaba el fútbol, clarificando con pases certeros, pero con Ginella muy irregular y un Galeano desaparecido.

Momentos de alguna falta fuerte, con el local retrasado y a la espera de una contra para ampliar, ante los constantes centros, muchos de ellos apurados, de su adversario para ir por la igualdad. 1-0 inamovible y al vestuario.

Intenso y picado

Para el complemento Recoba mandó a la cancha al argentino Gastón González por Lucas Sanabria buscando otra dinámica en la creación y con un remate de Romero tras una pelota quieta, mostró algo de su apuesta a ir por la igualdad.

Y la gran chance la tuvo a los 51′ cuando Alex Vázquez le hizo una falta a Francisco Ginella en el área y Santiago Motta no dudó en pitar el penal. Lo pateó Carneiro, Lentinelly lo tapó, pero a instancias del VAr y tras invasión de Samudio, se repitió el disparo. Cambio en el ejecutante, Ruben Bentancourt lo disparó e infló las redes para el 1-1.

El Chino decidió mandar otras tres variantes a la cancha, Izquierdo, Oliva y Ebere, por Romero, Ginella y Galeano, pero casi enseguida el albo se quedó con diez, por una falta fuerte de Lozano que le valió la segunda amarilla y posterior roja.

Advertisement

End of break ads in 14s
Alfaro allí también optó por refrescar el cuadro colocando a Rosso, Diego García y Franco Nicola, en un duelo que a esa altura se jugaba ante una incesante lluvia.

Y esas modificaciones le dieron gran resultado ya que un tiro libre que lanzó en forma de centro Samudio, encontró solo a Franco Nicola para conectar de cabeza, vencer a Mejía y colocar el 2-1.

Con uno más en cancha, el equipo de Belvedere trató de defenderse con la pelota y apostar, ante la desesperación de su rival, a encontrar con velocidad la brecha para ir por el tercero.

Zabala a la cancha para los últimos minutos, arriesgando los último cartuchos el tricolor para ir por el gol que dejara las acciones en tablas y con ello forzar los penales.

Luciano Rodríguez tuvo la chance del tercero, pero Mejía se encargó de darle una vida más a su equipo ya en tiempo de adición. Nada cambió y el pitazo del árbitro selló el 2-1 de Liverpool que eliminó a Nacional de la Copa AUF Uruguay.

Cuando muchos especulaban con un clásico en cuartos de final, el rival de Peñarol en dicha instancia será el actual campeón del fútbol uruguayo.