Libertad, seguridad, respeto, lealtad, democracia, equidad, empleo, educación, vivienda, convivencia, diversidad, memoria y felicidad fueron las palabras que Carolina Cosse eligió poner en pantalla en el lanzamiento oficial de su precandidatura a la presidencia por el Frente Amplio (FA).

Este lunes, frente al Antel Arena, en Villa Española, el barrio en que nació, y ante centenares de militantes frenteamplistas, la intendenta de Montevideo afirmó que comienza a vislumbrarse “un amanecer en el horizonte”.

La precandidata llegó al escenario ya entrada la noche. Alrededor del estrado la esperaba desde hacía un par de horas una multitud embanderada con los tres colores del FA, pero también con banderas de la lista 1001, la lista 90 y las negras y rojas del Partido por la Victoria del Pueblo. En la previa, decenas de militantes recorrieron la multitud juntando firmas para el plebiscito de la seguridad social, aunque el tema no formó parte del discurso de Cosse.

A su vez, durante la espera, la militancia frenteamplista escuchó a través de varios videos a distintos referentes políticas y sociales dar su respaldo y sus argumentos para votar a Cosse. Por lejos, los mensajes más aplaudidos fueron los de Óscar Andrade y Glenda Rondán, y también el de una dirigente barrial, anónima, que pidió el cierre de los merenderos y la dignidad de que cada quien tenga la posibilidad de cocinar en su casa.

Luego de las menciones a Vázquez, Astori y Mujica, Cosse profundizó en la dicotomía: “Cuando Uruguay tomó el camino de la derecha hubo cero inversión en energía, que fue, es y será una clave fundamental del crecimiento y el desarrollo humano de la sociedad. Cuando Uruguay tomó el camino de la izquierda se definió hacer un cambio en la matriz eléctrica, y se hizo sistemáticamente todos los años de nuestro gobierno, porque teníamos a nuestra empresa pública, la UTE”.