El padre de las dos víctimas del disparo que se le escapó a una funcionaria policial en el Mambo del Parque Rodó presentó una denuncia penal, según informó Telemundo y confirmó Montevideo Portal. El hecho se produjo el pasado sábado en la noche y hasta el momento no se había concretado la instancia ante la Justicia debido a que las dos jóvenes, una de 13 y otra de 22 años, fueron internadas por las heridas.

Por su parte, el Ministerio del Interior quitó a la funcionaria el arma y realiza pericias para saber por qué no estaba puesto el seguro. Según declaró la mujer policía, llevaba el revólver en su bolso y producto del movimiento del juego se le escapó un disparo.

Se trata de una pistola Heckler & Koch, que posee un seguro lateral para evitar que el disparo salga en caso de movimientos bruscos. El arma que llevaba la mujer tenía una bala en la recámara y ahora resta saber por qué se gatilló.

Una de las víctimas de los disparos habló tras el incidente y contó que sintió “el ruido de una explosión, como si hubieran tirado una bomba o algo para adentro del Mambo”. “Sentí olor como a pólvora, a fuego artificial, y me toqué porque me ardía mucho. Cuando me veo la mano, estaba llena de sangre”, agregó en diálogo con Subrayado.

La mujer, de 22 años, rememoró que al verse herida pidió que pararan el juego. “Empecé a gritar [que] por favor paren el juego”, indicó, y detalló que al estar la música a un volumen alto “no se escuchaba nada”.

La víctima indicó, de acuerdo a su relato, que la funcionaria le aclaró que era policía y que se le había escapado un disparo de su arma de reglamento. La bala ingresó “por una nalga y me salió por la otra”, detalló la mujer. “Me cortó todo. Y le pasó a mi hermana en la nalga derecha y se le incrustó en el medio de las nalgas”, añadió.

Montevideo Portal