El Sistema Nacional de Emergencias (Sinae) propone implementar la creación de una “sala de desastres” que tendrá como objetivo reunir en un solo lugar toda la información con la que cuenta el Estado, en relación a emergencias climáticas.

La intención es que esté ubicada en el cuarto piso del anexo de la Torre Ejecutiva, donde actualmente funciona la Agencia de Monitoreo y Evaluación de Políticas Públicas (Amepp), y que tenga acceso a las diferentes bases de datos del gobierno para poder mostrar en un único panel todo lo que ocurre.

Si se registra, por ejemplo, un temporal en Colonia, el panel mostrará los pronósticos del Instituto Uruguayo de Meteorología (Inumet) para la zona, la cantidad de personas sin conexión a UTE, los reportes de las redes de OSE y las mediciones de la Dirección Nacional de Aguas (Dinagua) sobre los ríos y arroyos que pueden provocar inundaciones, pero también cortar accesos e incluso llegar a aislar algunos pueblos.

«Reunir toda la información en un solo lugar permite tomar mejores decisiones», explicó el director del Sistema Nacional de Emergencias, Santiago Caramés.

El jerarca destacó que la idea viene siendo trabajada desde hace meses y mencionó que la mayoría de los datos ya están, pero que actualmente son procesados de forma interna por los organismos, y que lo que buscan con este desarrollo es que los implicados tengan acceso a otra información que les permitirá responder más rápido e incluso prevenir otras situaciones.

«La idea es replicar todas las salas de situación que hay en el país, hacerlas interoperables, integrar todo, y tener un centro de monitoreo. Tener todos los organismos especializados en un solo lugar, porque ahí podés ver las amenazas, la exposición que tiene el país», señaló.