Carlos Tate, reconocido entrenador y conductor televisivo, falleció a la edad de 64 años. Sus restos fueron inhumados en el Cementerio del Norte, según confirmó al diario «El país», Bettina Llanes, una de sus exalumnas y amigas. La noticia fue además anunciada por el periodista Gustavo Harreguy.

Tate padecía de un grave trastorno neurológico y desde hace dos años estaba ingresado en un residencial de salud, con cuidados especiales. Como no tenía familiares directos, bienes ni ingresos, se organizaron varias campañas de recolección de fondos entre sus exalumnos para solventar los costos.

En 2020, año de la pandemia, el comunicador y entrenador había entrado en un proceso depresivo que probablemente disparó su enfermedad. Al igual que lo padeció su madre, Tate tenía un diagnóstico de demencia senil de manifestación temprana. En sus últimos años, su condición no le permitía valerse por sus propios medios.

Tate se inició en los medios a finales de los ‘90 en el programa Vida sana (Canal 5), donde tenía un espacio de fitness. Junto a sus alumnas entrenaba con música y de cara a la cámara, lo que fue una innovación para la época. Su carisma, pelo largo y complexión pequeña pero ruda lo hicieron muy popular.

A las chicas que lo acompañaba en las rutinas las llamaba “las tatitas”. Tuvo micros en programas de Canal 4 y en VTV consolidó su popularidad. Su programa «Entrenate con Tate» ocupaba media hora en la mañana de ese canal todos los días. También hacía entrevistas y notas y se mostraba desenvuelto ante cámaras.

Hasta 2015, el programa se emitía en Canal 6 del cable de Ciudad de la Costa y por YouTube. Dos veces por semana compartía micros con rutinas de entrenamiento y otros tips para mantenerse en forma. Tate fue famoso también en la década del 90 por sus clases en las playas de Punta del Este.

Se formó en Estados Unidos y estuvo más de 25 años en los medios. Su gimnasio «Tate Fitness» fue un ícono del entrenamiento por varios años en su sede de Avda. 8 de octubre. Tate fue entrenador de varias estrellas: Thalía, Lorenzo Lamas, y los Gipsy Kings, entre otras celebridades. En Uruguay, Claudia Fernández, Mónica Farro y Patricia Fierro, entre otras, fueron algunas de las figuras que entrenó. Antes de la enfermedad, realizaba personalizados en El Pinar, donde vivía.