Ante una inminente huelga general por tiempo indeterminado a partir de este viernes y el cierre programado para el próximo 1º de julio de la planta de Minas, el Poder Ejecutivo acordó instalar dos mesas de negociación con autoridades de Fábricas Nacionales de Cerveza y los trabajadores. Este lunes, el ministro de Trabajo y Seguridad Social, Mario Arizti, y el subsecretario del Ministerio de Industria, Walter Verri, se reunieron con representantes de Fábricas Nacionales de Cerveza (FNC) y posteriormente se contactaron con el sindicato.

Arizti dijo en rueda de prensa que el gobierno propuso “la creación de dos mesas de diálogo, una centrada en cuestiones industriales y otra en asuntos laborales”, la primera centrada en buscar alternativas a los problemas de competitividad ante el incremento de las importaciones a bajo costo y la segunda con participación del sindicato para encontrar soluciones a los trabajadores que se quedarían sin empleo.

El jerarca dijo que “a la brevedad” se estarán contactando con los actores sociales para comenzar a trabajar “en los temas de competitividad y en los temas laborales”.

Si bien Arizti señaló que no se quiere “adelantar en los posibles puntos de acuerdo hasta que no se formalicen las mesas”, dijo que “hay voluntad entre las partes, lo que es muy importante”.

Consultado sobre la posibilidad de revertir el cierre de la planta de Minas, el ministro de Trabajo sostuvo hay un mes y medio para trabajar, “lo que queda de mayo y todo junio” y que si se llegan a acuerdos “el cierre capaz no se da”.

Ante el anuncio realizado el pasado 10 de mayo por FNC de cerrar la planta de Minas la mesa directiva nacional del sindicato Pilsen, filial Federación de Obreros y Empleados de la Bebida (FOEB) resolvió convocar para este martes 14 de mayo a las 10 h en el local de la FOEB a su Congreso Nacional de Delegados “en carácter de grave y urgente”.

El miércoles 15 se realizará una movilización en la ciudad de Minas a las 11 h con concentración frente a la Intendencia
El jueves 16 de mayo se llevará adelante una movilización en Montevideo desde el Ministerio de Trabajo a Torre Ejecutiva finalizando en FNC.

También se resolvió instrumentar la huelga general a partir del viernes 17, comenzando en la planta industrial “en caso de que no haya una respuesta satisfactoria al planteo del gremio de que ambas plantas queden operativas”, informó el sindicato.

El gobierno aspira a que se desactiven las movilizaciones tras la instalación de las mesas de diálogo.