La Justicia imputó este miércoles al delincuente de 35 años que en la madrugada del lunes violó a dos mujeres en sus apartamentos de Barrio Sur y Palermo cuando entró a robar cuando hacía tres días había salido de la cárcel. Fue imputado por dos delitos de abuso sexual especialmente agravado y hurto agravado. Como medida cautelar se dispuso prisión preventiva por 180 días.

El acusado tiene 13 antecedentes penales, el último de 2023 por hurto, y 113 anotaciones policiales de cuando era menor de edad. Su primer delito lo cometió a los 9 años. Estuvo en Colonia Berro y después en varias cárceles una y otra vez por rapiñas, hurtos y posesión de drogas. Tras salir de prisión, estaba en situación de calle. De sus 13 antecedentes penales ninguno corresponde a delitos sexuales.

El delincuente trepó a los apartamentos de las dos mujeres en la madrugada del lunes. A las 4:30 ingresó a un edificio de Julio Herrera y Obes y Durazno (Barrio Sur), donde vive una de las víctimas de 62 años. Abusó de ella, le robó un reloj, un celular y una bicicleta.

Luego, sobre las 6:30, ingresó por el balcón a un apartamento de Lorenzo Carnelli y Maldonado (Palermo), donde vive una mujer de 35 años. También la violó y le robó pertenencias.

Tras las violaciones, la Policía lo identificó rápidamente en base a cámaras de seguridad, testigos y ADN, ya que el delincuente se cortó y dejó manchas de sangre en las sábanas de una de las víctimas. A las pocas horas, fue arrestado por los detectives de la Zona I de la Policía. El martes, el fiscal de Delitos Sexuales, Carlos Sastre, indagó al acusado sobre los dos casos de violación y este miércoles lo imputó.