En la última jugada de la primera mitad abrió el marcador Luciano Rodríguez, tal vez el mejor jugador del fútbol uruguayo. A los 20 minutos del segundo tiempo igualó las acciones el nigeriano Christian Ebere.

Partido de trámite entretenido y cambiante. Fue disputado con intensidad y con dinamismo. En líneas generales mejor el negriazul en el primer acto y fue superior el tricolor en el segundo.

Álvaro Recoba, de manera poco entendible, decidió guardar algunas piezas claves desde el arranque y se notó. El elenco de la cuchilla presionó alto, atacó por los costados y lastimó. El albo no generó una sola chance de gol.

Para el complemento el “chino” movió logicamente el banco cambiando el mediocampo y su equipo creció. Llegó el merecido empate y hasta pudo anotar algún gol más.

En el final, ya con el juego partido y cuando las piernas pesaban, pudo ser para cualquiera de los dos.
Mathías De Armas, de correcto trabajo, pitó y el reparto de puntos tuvo sentido.

Martín Barrios, Matías De los Santos y Luciano Rodríguez, algunos de los destacados en Liverpool. Mateo Antoni, Christian Ebere y Emiliano Velázquez, lo hicieron bien en Nacional.