El Poder Ejecutivo resolvió sostener los precios de los principales combustibles en abril.

De esta forma, la nafta Súper 95 seguirá a $76,54 como precio máximo de venta al público, pese a que la evolución del Precio de Paridad de Importación indicó el último mes un incremento de $2 el litro.

Por su parte, el Gasoil 50S se mantendrá, alineado al PPI, a $54,89 por litro como precio máximo en surtidor.

En el caso del supergás, el precio al público continuará a $80,75 por kilo, por debajo de la paridad de importación. Para los 200.000 hogares que reciben el subsidio del 50% en el precio de la garrafa, la recarga de 13 kilogramos continúa a $525.

La decisión ratifica la política de la actual gestión de gobierno de atender la referencia internacional, atenuando las fluctuaciones para el consumidor final y el sector productivo.