El Decano salió con la iniciativa al encuentro, sabiendo que sumando al menos 1 punto clasificaba a los Octavos de Final; se hizo con el balón desde el comienzo, intentó abrir la cancha, teniendo en esta oportunidad a Cristian Oliva como eje en el mediocampo, pero no tenía profundidad en el arranque del juego, ante un Deportivo Táchira que jugaba más replegado y tuvo una posibilidad de contragolpe que fue anulada por fuera de juego.

La primera aproximación del partido fue para Nacional a los 7 minutos de juego, una buena combinación por la banda izquierda, con los argentinos Alexis Castro y Gastón González como protagonistas, que finalizó con un cabezazo desviado de Antonio Galeano, pero empezaba a acelerar el Decano que jugaba tranquilo y dominaba el juego.

Los minutos corrían y el ritmo continuaba siendo lento, con el Decano dominando pelota y juego, jugando mayormente en campo aurinegro, pero con poder generar peligro sobre el arco del equipo venezolano. Lo mejor del Tricolor era por banda izquierda, de la mano de la sociedad Gabriel Báez – Gastón González, sumado a alguna participación más de Alexis Castro, que parecían encontrar facilidades para avanzar, pero estaba faltando culminar bien las jugadas.

En defensa Nacional no sufría, Táchira jugaba muy replegado y era muy impreciso con la pelota, erraba mucho en los pases largos cuando quería buscar lastimar de contragolpe, por lo que perdía la pelota con facilidad. El partido era un monólogo del equipo dirigido por el «Chino» Álvaro Recoba, que dominaba pelota y terreno, pero que estaba faltando mejorar en la culminación de las jugadas de ofensiva, alguien que pudiera romper los pocos espacios que dejaba en defensa el equipo local.

A los 42′ llegó la primera chance clara de peligro de los primeros 45 minutos y vino de un lateral ofensivo para Nacional. Alexis Castro cedió el balón a Gastón González, quien envió un gran centro al segundo palo que encontró al payaguayo Antonio Galeano, que ganó en el aire y envió un gran cabezazo al palo derecho del portero venezolano que logró tapar lo que era la merecida apertura favorable al Decano.

La primera parte se jugó con un ritmo lento, muy cortado por momentos, bastante más luchado que jugado, pero con un claro dominio por parte de Nacional, que tuvo más la pelota, fue quien generó peligro en ataque, pero no estuvo preciso para poder ser más profundo y poder romper el 0.

Los locales comenzaron mejor la segunda parte, a Nacional le costó acomodarse en los primeros minutos del complemento, Táchira empezó a encontrar algunos espacios, de movida prácticamente logró anotar el 1-0 pero el tanto fue anulado debido a un claro fuera de juego, pero fue un llamado de atención para el Tricolor que tenía que despertarse rápido.

Y vaya si se despertaría, a los 7′ llegó el merecido 1-0 para el Decano en el juego, una buena jugada de Gastón González por banda derecha y un gran centro de zurda al segundo palo que encontró a su coterráneo Alexis Castro, que le ganó a todos por la vía aérea y anotó de cabeza el primer tanto en el partido. En líneas generales Nacional había sido superior en el juego y ahora conseguía reflejarlo en el marcador.

Nacional empezó a replegarse un poco en busca de cerrar los espacios en el fondo, cuidando el 1-0, intentando lastimar de contragolpe, y casi lo logra a los 21′, una buena jugada personal de Gastón González por banda izquierda, quien llegó hasta el fondo y envió un centro al segundo palo para que llegue Antonio Galeano por el segundo palo, quien definió en dos oportunidades pero en ambas chances el portero pudo evitar una nueva caída de su arco.

A los 23 minutos Nacional quedó con un hombre de más en el campo debido a una correcta expulsión en el conjunto venezolano, que debería disputar la segunda mitad del complemento con un hombre de menos. El Bolso estaba 1-0, jugaba con tranquilidad, no tenía problemas en defensa y ahora quedaba con un hombre de más en el campo.

Faltando 10′ para el cierre del partido tuvo el segundo tanto Lucas Sanabria de media distancia, un gran remate lejano que motivó una muy buena respuesta del arquero de Táchira que se estiró y logró mandar al tiro de esquina el tiro del volante nacido en la #CanteraInagotable.

Cuando solo quedaban 4′ para el cierre, lo tuvo Deportivo Táchira, que estaba jugando algo mejor en cancha, pero apareció Luis Mejía con una tremenda atajada, como de costumbre, para sacar un tiro muy difícil y evitar el empate. El Tricolor se relajó mucho en el cierre, los locales empezaron a irse hacia adelante en busca de un milagroso empate pero sin grandes ideas.

Finalmente, aunque sufrió un poco más de lo que mereció, Nacional se quedó con la victoria en Venezuela por 1 tanto contra 0 y, de esta manera, gracias al triunfo de River Plate ante Libertad, consiguió la clasificación a los Octavos de Final de la CONMEBOL Libertadores 2024 con una fecha de antelación.