El pasado viernes, Peñarol empató 2-2 en su visita a Liverpool por la undécima fecha del Torneo Apertura, pero el partido no estuvo exento de polémica. Y es que a los 78 minutos, le anularon al Aurinegro un gol de Maximiliano Silvera que significaba el empate transitorio.

El delantero remató en el segundo palo tras un cabezazo previo y anotó, pero el asistente Sebastián Schroeder lo anuló por fuera de juego. El VAR trazó las líneas y confirmó la decisión, pero igualmente generó mucha molestia en el club porque la imagen no es clara.

A raíz de eso, Peñarol solicitó en horas de la noche una reunión de carácter urgente con el Colegio de Árbitros: “Nos dirigimos a ustedes en nuestra calidad de representantes del Club Atlético Peñarol con el propósito de solicitar una reunión urgente para discutir un asunto de vital importancia que afecta la integridad y la justicia deportiva en nuestro fútbol”.

“En el encuentro disputado el día de hoy entre Peñarol y Liverpool, hemos observado con preocupación un grave error por parte del equipo arbitral del VAR. Consideramos que este incidente no solo ha perjudicado notoriamente a nuestra institución, sino que también pone en cuestión la eficacia de una herramienta que debería eliminar las dudas y asegurar la justicia en los resultados deportivos”, añade.

“Por lo anterior, es intención de nuestro club solicitar una reunión urgente para poder intercambiar puntos de vista sobre los aspectos que afectan la realidad arbitral en nuestro país y explorar juntos las vías para su mejora”, continúa el comunicado firmado por el Dr. Julio Trostchasky, delegado de Peñarol ante la AUF.

Y concluye: “Confiamos en su compromiso con la justicia y la transparencia, y esperamos que puedan concedernos esta oportunidad de diálogo a la mayor brevedad posible. Estamos seguros de que mediante el diálogo constructivo podemos fortalecer el fútbol uruguayo y sus instituciones arbitrales”.