“Es un evento turístico que tiene atractivo para toda la región norte del país”, expresó el ministro de Turismo, Tabaré Viera, este miércoles 7 en la presentación de una nueva edición de la Fiesta de la Patria Gaucha. La actividad, declarada de interés por los ministerios de Turismo, Ganadería y Educación, es un festival de tradicionalismo gaucho y espectáculos artísticos.

El lanzamiento en el Ministerio de Turismo incluyó también la presencia de la subsecretaria del Ministerio de Educación y Cultura, Ana Ribeiro; el intendente de Tacuarembó, Wilson Ezquerra; el presidente de la comisión organizadora, Hugo Pereda, entre otras autoridades.

Viera indicó que es una fiesta que permite la convivencia de las tradiciones gauchas con la vida cotidiana de la ciudad, y una expresión cultural y turística para conocer o disfrutar nuevamente. “Es turismo de eventos, espectáculos, histórico y de gastronomía”, consideró.

Wilson Ezquerra, por su parte, destacó que la fiesta transforma a Tacuarembó en la capital de la tradición histórica del país y remarcó la importancia de recordar las raíces del nacimiento de la República.

El evento, declarado de interés por los ministerios de Turismo, Ganadería y Educación, es un festival de tradicionalismo gaucho que incluye espectáculos musicales, competencias de sociedades criollas que recrean ambientes rurales, desfile con más de 4.000 caballos, concursos de habilidades ecuestres, fogones, artesanía y misa criolla, entre otros atractivos.

En esta edición el tema central será “Los jóvenes en la vida rural”, con campamentos temáticos que ofrecerán representaciones auténticas y transportarán a los visitantes a la vida rural hasta la década de 1920. El afiche oficial destaca la figura de la Flor del Pago.

Además, el escenario principal llevará el nombre de Luis Landriscina, en lo que será un homenaje al humorista y actor que ya confirmó su presencia en la fiesta. También se destaca la realización del primer concurso de lana cruda, recurso que se propone destacar como materia prima, en este caso, con un producto final específico, como es la tradicional prensa del poncho de lana, que cumple la función de abrigo.