Una gata viajó cientos de kilómetros en una caja de Amazon en Estados Unidos hasta un centro de almacenaje de la compañía después de que la mascota se metiera dentro y sus dueños, sin percatarse, la sellaran y la enviaran de vuelta a la empresa.

La mascota de Carrie Clark, llamada Galena, desapareció de su casa en Utah el 10 de abril.

Clark, como es habitual en estos casos, empapeló el vecindario anunciando la pérdida de su mascota

Una semana después, un veterinario de Los Ángeles, a cientos de kilómetros de Utah, contactó a sus dueños para decirles que el gato fue encontrado en una caja -junto a varios pares de botas- por un trabajador en un almacén de Amazon.

«Corrí a decirle a mi esposo que habían encontrado a Galena y nos derrumbamos al darnos cuenta de que debió saltar dentro de una gran caja que enviamos el miércoles pasado», dijo la señora Clark a KSL TV de Salt Lake City.

«La caja era un ‘pruebe antes de comprar’, y contenía botas de trabajo con puntera de acero», explicó.

Clark y su esposo partieron de inmediato a Los Ángeles, donde Brandy Hunter, empleado de Amazon, rescató a Galena.

La mascota estaba hambrienta y sedienta luego de seis días en la caja de cartón.

«Podría decir que le pertenecía a alguien por la manera en que se comportaba», dijo Hunter.

«La llevé a casa esa noche y al veterinario al otro día, y lo demás es historia».