El directorio de UTE aprobó el descuento, por única vez, de 1,642 UBT (unidad básica de tasa), unos $ 1.460, en las facturas de clientes damnificados por las inundaciones en San José, Río Negro, Canelones y Florida.

La resolución complementa anteriores beneficios y apoya a más de 3.900 familias que retornaron a sus hogares y necesitan dejarlos nuevamente habitables, destacó la responsable del ente, Silvia Emaldi.

Emaldi informó que la nueva resolución complementa las medidas definidas el 22 de marzo y fue resuelta como apoyo a quienes, luego de una inundación, necesitan reacondicionar sus hogares. Para lograr el retorno en condiciones seguras, en muchos casos se registran mayores consumos de energía eléctrica, debido al funcionamiento de equipos, por ejemplo, de ventilación y secado, necesarios para deshumidificar los ambientes, explicó.