Una fuerte tormenta golpeó ayer las zonas de Porvenir y Casa Blanca en Paysandú. Sobre las 8 de la mañana una corriente descendiente asociada a tormentas fuertes y severas provocó en Porvenir vientos que llegaron a 137 kilómetros por hora. El fenómeno se denomina “reventón” y es una columna de viento ubicado de manera concentrada en una zona determinada. Esto provocó que cayera tendido de la red eléctrica y también afectó las comunicaciones de telefonía celular. también se vieron afectadas viviendas con la voladura de techos.

El Intendente de Paysandú, Nicolás Olivera, recorrió la zona de Colapay (cercanba a Porvenir) en donde hubo denuncias de caída de techos, así como también en las cercanías al Municipio de Porvenir donde hubo varias caídas de árboles que afectaron incluso algunas viviendas.

La alcaldesa de Porvenir en ejercicio, María Azurica dijo que “es una situación bastante compleja que no la esperábamos más allá de las advertencias que había; pero ahora es momento de estar”.

Se registraron un total de 13 denuncias entre voladuras de techos, movimientos, árboles caídos, algunos de ellos sobre algunas viviendas otros sobre tendido eléctrico. “UTE junto al Cecoed ya se encuentran trabajando con personal de Paseos Públicos y del propio Municipio, desplegamos un gran operativo para primero poder sacar el riesgo para luego limpiar”, indicó el coordinador del Municipio, Javier Rodríguez.

“Algunos árboles cayeron sobre casas, otros sobre tendidos eléctricos, por lo que lo primero que se hizo fue cortar la corriente eléctrica para poder trabajar tranquilos”, explicó. Asimismo, cuatro personas se encuentran en refugio dado que “por su seguridad las retiramos de su domicilio”.

Pero la tormenta no sólo se centró en Porvenir. En la capital del departamento, llovió más de 100 milímetros en pocas horas lo que provocó inundaciones.