El suceso ocurrió alrededor de las 2:00 de la madrugada en un bar situado en la esquina de la avenida Eugenio Garzón y la calle Manuel Pintos Cardeiros, según reportó Subrayado (Canal 10) en la tarde del domingo.

El Centro de Comando Unificado envió un patrullero al local tras recibir una solicitud de traslado a un centro de salud por quemaduras. Al llegar, los agentes hablaron con la madre de la víctima, quien informó que uno de sus hijos llegó a casa y le dijo que habían intentado asesinar a su hermana «rociándola con nafta y prendiéndola fuego».

La mujer estaba dentro del bar cuando su expareja, un hombre de 32 años con siete antecedentes penales, la llamó para que saliera. Tras una discusión, el hombre la atacó prendiéndola fuego.

Después del ataque, la mujer logró moverse varias cuadras hasta Confederada y Antonio María Márquez, donde vive su padre, para buscar ayuda.

La Policía llevó rápidamente a la víctima al Hospital del Cerro, donde un médico diagnosticó que sufrió «quemaduras graves» y solicitó su traslado al Centro Nacional de Atención al Quemado (Cenaque), donde actualmente está internada.