En el mes de marzo de 20223 en un acto de inicio de clases una maestra y la directora de la escuela 35 fueron sumariadas por haber leído en público una carta de la Asociación de maestros del Uruguay (Ademu) contra la reforma educativa del gobierno.

Se llevó adelante rápidamente una investigación administrativa desde Primaria a principio de año que tuvo el siguiente veredicto: iniciar un sumario con la separación del cargo y la retención de la mitad de los haberes durante seis meses para una maestra de primer año de la escuela 35 y también para su directora.

El motivo de esta sanción “ejemplarizante”: leer dentro de la escuela una carta pública de la filial montevideana de la Asociación de Maestros del Uruguay (Ademu) en el inicio de clases, lo que llegó a ser filmado y divulgado en redes sociales en el pasado mes de marzo de 2023. Esta situación, según manifestaron desde Ademu a través de un comunicado, se trató de “una medida sindical resuelta” por el Secretariado. Ante la resolución de la Dirección General de Educación Inicial y Primaria (DGEIP). En su momento Ademu consideró que la respuesta del organismo es “absolutamente desmedida, improcedente e inadmisible”.

Se conoció en el día de ayer (miércoles 10 de enero de 2024) la resolución emitida por Primaria en relación a los hechos ocurridos en el mes de marzo, donde una maestra y la directora de la escuela 35 leyeron en público una carta de Ademu contra la reforma educativa.

Desde Diario La R dialogamos con la secretaría de relaciones sindicales de Ademu Gabriela Verde que nos informó lo que está sucediendo actualmente en relación a una nueva sanción hacia los docentes por parte de Primaria.

Verde nos comunicaba lo siguiente: “Durante los meses de febrero vamos a estar convocando a las compañeras y difundiendo ya que queremos desmitificar lo sucedido”.

En esta misma línea nos decía: “Somos trabajadores de la Educación Pública que la defienden y nos piden neutralidad y neutralidad en las políticas educativas no existe. Nos exigen no tener opinión sobre una reforma educativa que como lo expresa la carta leída por las compañeras, se iba a imponer con violencia y que sería represiva, bueno, aca esta la prueba, aca estan los resultados, un 11 de diciembre estaba firmada la resolución y notifica a las trabajadoras un 8 de enero, además de la persecución moral, hacia las compañeras y el magisterio que se materializan en esta sanción”.

Es por esta razón que desde Ademu emiten un comunicado donde entre otras cosas se pone de manifiesto que tomarán las acciones necesarias para defender el trabajo de las maestras y maestros y a todos los afiliados de Ademu y el uso legítimo de sus libertades sindicales.

También la defensa y protección de los derechos de los trabajadores pero también la defensa de la Educación pública.

Y entienden que este tipo de sanciones busca callar las voces de quienes denuncian que “esta Reforma Educativa se impone desde el atropello y la violencia institucional, socavando la educación pública y dañando la comunidad educativa”.

Fuente: grupormultimedio.com