Mañana 24 de abril comienza una nueva edición de la campaña de vacunación antigripal. La misma es impulsada por el Ministerio de Salud Pública, en coordinación con la Comisión Honoraria de Lucha Antituberculosa y Enfermedades Prevalentes (CHLAEP) y se extenderá hasta agosto.

Su objetivo es promover la prevención de influenza o gripe y, sobre todo, de los cuadros graves de esta enfermedad, especialmente en las poblaciones de riesgo.

Se considera poblaciones de riesgo a los niños entre los 6 meses y los 5 años, las embarazadas, personas con enfermedades crónicas, personal de la salud, mayores de 65 años, personas privadas de libertad, personal de establecimientos de larga estadía para personas mayores (Elepem, refugios) y servicios esenciales.

En el actual contexto en el que también existe la posibilidad de contraer gripe aviar, el personal con exposición de alto riesgo a aves también es considerado prioritario para la vacunación antigripal puesto que se busca evitar la coinfección por ambos virus (gripe aviar e influenza) y, dado que ambas tienen los mismo síntomas, reducir la posibilidad de un error de diagnóstico.

La vacuna se administra de forma gratuita y está a disposición de la población en todos los vacunatorios del país; se podrá recibir en cualquiera de ellos independientemente de cual sea su prestador de salud, no requiere receta ni es obligatoria, pero sí recomendada para la población de riesgo ya mencionada.

Se puede administrar junto con la vacuna contra covid-19. Las dosis previstas para esta campaña son 700.000 y es necesario llevar la cédula de identidad o pasaporte para vacunarse.