Ayer se realizó una reunión desde la Dirección Nacional de Emergencias del Sinae junto a los coordinadores de los CECOED, la Comisión Técnica Mixta de Salto Grande, la Dirección Nacional de Aguas (Dinagua) y el Instituto de Meteorología.

La situación más preocupante a nivel nacional se encuentra en el litoral, más concretamente en los departamentos de Paysandú y Salto. El Centro Coordinador de Emergencias de Salto informó que en la tarde de ayer, la altura del río Uruguay se encuentra en 11.60 metros.

Se prevé un aumento en las próximas 24 horas sin superar los 11.70 metros. A partir del martes, se podría alcanzar el rango de 12.00-12.20 metros, y para mediados de la semana, los 12.40-12.80 metros. No se descarta un posterior aumento, alcanzando los 13 metros para el próximo fin de semana. En Paysandú ya hay cuatro familias desplazadas, mientras el río sigue subiendo.

Por otra parte Uruguay continuará enviando ayuda a Brasil, frente a las severas inundaciones que se registran en Río Grande del Sur. Ya se envió un helicóptero y ahora se trasladará en un avión Hércules drones y tres lanchas para rescate.

El Ministro de Defensa, Armando Castaingdebat, dijo «todo comenzó poniendo a disposición lo que Brasil necesitara” y tras esto Brasil solicitó ayuda a la Cancillería uruguaya. La situación en la frontera entre ambos países es complicada, por ejemplo en los comercios del lado brasileño hay desabastecimiento ya que las rutas están cortadas.

Castaingdebat dijo a Subrayado (canal 10) que la idea era que el helicóptero en su misión de búsqueda y rescate operara desde Bagé, pero esa localidad estaba aislada y no llegaban los camiones cisternas con combustible. El helicóptero está operando desde Rivera y Santa María.

También Brasil ha solicitado la posibilidad de que Uruguay envíe otro helicóptero. «Estamos viendo si en el correr de la semana podríamos estar en condiciones”, dijo el ministro. Por otra parte el avión Hércules con las lanchas para el rescate y los drones no ha podido partir ya que la mayoría de los aeropuertos en el sur de Brasil no están operativos.